¿Cómo reutilizar el agua?

Cada vez estamos más concienciados de la importancia de ahorrar agua. En este artículo descubrirás formas originales de reutilizar el agua en casa y así poner tu granito de arena en el consumo sostenible de este recurso de primera necesidad. Además de contribuir al medio ambiente podrás ahorrar en tu factura.

¿Qué es el reciclaje del agua? 

El reciclaje, reutilización o regeneración del agua es el proceso por el cual se recupera el agua usada, para nuevos fines. Las fuentes de agua usada pueden ser: residuales, grises y pluviales. 

El agua residual reciclada puede tener varios fines:

  • Reciclaje en el medio urbano: como el riego de zonas públicas, uso contra incendios y limpieza de urbanizaciones, zonas comerciales, etc. También se puede usar con fines comerciales como el lavado de automóviles, limpieza de ventanas y cristalerías de grandes edificios, y fines decorativos como las fuentes de agua.
  • Reciclaje industrial: las aplicaciones industriales más habituales para el reciclaje del agua son en: sistemas de refrigeración, agua de alimentación de calderas y agua de proceso industrial.
  • Reciclaje agrícola: riego para cultivos, considerando las necesidades de riego, la calidad del agua y la fiabilidad del sistema de riego en cuanto al suministro del agua.
  • Conservación y gestión de espacios naturales: el agua reciclada puede servir para generar nuevos humedales y recargar otros o la creación de estanques recreativos y regulación de cauces y acuíferos.

¿Cómo reutilizar el agua en casa?

Sigue estas recomendaciones para hacer un uso óptimo del agua:

  1. Aprovechar el agua fría de la ducha.
  2. Reutilizar en el jardín las aguas grises.
  3. Usar el agua de la secadora para planchar.
  4. Recoger el agua de la lluvia.
  5. No tirar el agua de las ollas.
  6. Colocar platos debajo de las macetas.
  7. Recicla el agua fría de la ducha
Reutiliza las aguas grises para tu jardín

Siempre que no contengan químicos, las aguas generadas por procesos domésticos como el lavado de ropa o el agua que usas tras un baño, pueden aprovecharse para regar el jardín o un pequeño huerto urbano.

Recoge agua de lluvia

Otra manera de reutilizar agua en casa es aprovechar los días de lluvia para recoger agua y almacenarla para posteriores usos, como fregar los suelos o llenar la cisterna del baño. Puedes hacerlo con cubos o contenedores; o comprar algún sistema de recolección de aguas pluviales.

Reutiliza el agua de las ollas

En la cocina estamos acostumbrados a cocer verduras y hortalizas y después tirar el agua sobrante. Si en lugar de tirarlo por el fregadero, lo guardas y lo utilizas para regar las plantas, estarás ahorrando una gran cantidad de agua de una forma sencilla.

 

El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp